Salud mental: La Defensoría y el Órgano de Revisión Local visitaron el Hospital Esteves

16 de diciembre de 2019 | Temáticas Salud

Una visita institucional al Hospital Interzonal José A. Esteves, en Temperley Lomas de Zamora, realizó la Defensoría y el  Órgano de Revisión Local (ORL) de Salud Mental, encabezada por el Adjunto en Derechos Humanos y Salud, Marcelo Honores.

Al establecimiento de la Región Sanitaria VI, acompañó a Honores la coordinadora de la secretaría ejecutiva del ORL, Verónica Alais, quienes se entrevistaron con las autoridades del centro de salud, los directores Ejecutivo, Graciela Calabrese, Asociada en Salud Mental, Marta Suárez, y Asociado, Héctor Eduardo Funes.


Además del intercambio informativo con los directivos, Honores recorrió las instalaciones y puso especial atención en el cierre de una de las salas que, en una tarea de largo tiempo, alcanzó el objetivo de externar a las usuarias y cumplir así los términos de la ley de salud mental.


Durante la charla con los directivos, se pasó revista a la situación de las casas del Programa de Rehabilitación y Externación Asistida (PREA), una herramienta que apunta a la desinstitucionalización o desmanicomalización, basado en la recuperación de los derechos de ciudadanía y destinado a externar a personas internadas en el Esteves, que alguna vez sufrieron una crisis de salud mental que motivó la internación, y que por diversos motivos (en general, porque no tienen familia o no tuvieron los recursos económicos o apoyos necesarios) permanecieron allí durante muchos años.


Asimismo, se expuso la elevada demanda de atención que tiene el Hospital, producto de que en esa región se derivan todos los casos al Monovalente, sin dar intervención a los otros centros de atención primaria de la zona.


El Hospital cuenta con los servicios de internación, admisión y salas de corto, mediano y largo plazo; consultorios externos, PREA, talleres, hospital de día "El Carretel" y guardia externa.


El Esteves fue inaugurado un 26 de septiembre de 1908, como Asilo de Alienadas, en la Quinta de los Varela, y la Congregación de las Hermanas de la Caridad se hizo cargo de la atención espiritual y psiquiátrica.


Por entonces, el Dr. Esteves, junto con los doctores Cabred y Borda se habían preocupado por mejorar la situación de las personas con trastornos mentales, que hasta entonces eran atendidas inadecuadamente en hospitales. Esta institución comenzó como anexo del Hospital Moyano, de Buenos Aires, y fue su primer director el Dr. Antonio F. Piñeiro. En 1946 logró la autonomía y en 1958 pasó a depender del Instituto Nacional de Salud Mental. En 1976 se le impuso la denominación actual.